Pequeñas (grandes) catástrofes de la vida diaria

180909

180909 // Una pequeña tragedia de mi vida: resulta que me avisaron en la semana que podía exponer en un centro cultural nuevo llamado La Casona que se inauguraba el sábado por la noche. Acepté y corrí a contra reloj imprimiendo fotos y enmarcandolas de una manera bonita. Decidí que quedaran como las de la foto. Pero llego al lugar, comienzo a armar para colgar todo y, horror, me apoyo sobre uno de los vidrios, escucho “crak”…lo rompí. Y de la impotencia al haber escuchado ese ruido fatal, me moví de una forma que apoyé mi rodilla sobre otro y también lo hice pedazos.

Luego de eso cundió el pánico, me agarró un ataque y todos los demases. Pero bueno, el final es feliz, pero la anécdota horrosa es la de arriba. Solo eso tenia para decir 😛

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: